El Wolfsburgo sorprende a un Madrid inofensivo

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Wolfsburgo Real Madrid
La Champions League es una competición letal. No hay equipo pequeño, y mucho menos cuando has llegado a los cuartos de final. A pesar de ello, a Emilio Butragueño le costaba disimular su cara de satisfacción cuando las cámaras de la UEFA le apuntaron en pleno sorteo, justo cuando se sabía que el rival del Real Madrid sería el Wolfsburgo.

Desde entonces se ha vuelto a decir la tontería esa de las bolas calientes y se ha hablado de un camino de rosas para los blancos. Sin embargo, la realidad anoche fue bien distinta y el equipo de Volkswagen se llevó el partido de ida por un 2-0 incontestable.

De ganar en el Camp Nou a palmar en Alemania

¿Cómo puede cambiar tanto un equipo en tan pocos días? En el Camp Nou dieron una buena imagen ante el actual campeón de Europa, pero ayer, en el Volkswagen-Arena, los hombres dirigidos por Zinedine Zidane no estuvieron a la altura de las circunstancias.

Un dudoso penalti de Casemiro sobre André Schürrle empezó a escribir el guión que muy pocos habían previsto. Ricardo Rodríguez, lateral izquierdo que está en la órbita del Madrid, se encargó de transformarlo para acabar con la imbatibilidad de Keylor Navas, que no pudo batir el récord de Jens Lehmann (853 minutos imbatido en la Champions 2006-2007). Con su disparo engañó al meta costarricense y puso patas arriba el estadio.

gol de penalti de Ricardo Rodriguez
Eso pasó en el minuto 18, pero es que en el 25 llegó el 2-0 definitivo. Esta vez fue en una acción que destapó las miserias de la defensa. El brasileño Bruno Henrique recibió en banda derecha libre de marca porque Marcelo había cerrado más de la cuenta. Controló, levantó la cabeza y la puso con potencia al primer palo, por donde Arnold se coló para rematar entre Pepe y Sergio Ramos. Solo tuvo que poner la bota izquierda para superar a Keylor Navas.

El Wolfsburgo se sentía muy cómodo y la ventaja en el marcador le daba mucha confianza. Vivió sus mejores minutos e incluso pudo ampliar la diferencia, mientras que el Madrid era incapaz de finalizar con éxito las ocasiones de gol que creó durante los 90 minutos.

Benzema pidió el cambio por lesión

A eso hay que sumar la lesión de Karim Benzema, que dejó su sitio a Jesé por culpa de un golpe en la rodilla. Fue otra mala noticia en una noche para olvidar. Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y compañía tendrán que hacer mucho más en el partido de vuelta si quieren estar en las semifinales de la Champions League. El Wolfsburgo no es un grande de Europa, pero tiene una plantilla lo suficientemente buena como para poner en apuros a cualquiera en un momento dado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *