Italia le da una lección de oficio a Bélgica

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Buffon y Graziano Pellè
¿Que Bélgica iba a ganar a Italia con la gorra? De eso nada. Italia es mucha Italia y con Antonio Conte ha ganado mucho, y eso que su once inicial no está plagado de nombres ilustres.

Los de Marc Wilmots se toparon con una selección muy seria y no fueron capaces de superar a un Giangluigi Buffon que a diferencia de Iker Casillas sí que mantiene la titularidad. El portero de la Juventus no tuvo demasiado trabajo, y el que tuvo lo solucionó con nota.

Giaccherini y Pellè no fallaron

Los transalpinos ganaron por 2-0 recurriendo al talento, a las buenas artes defensivas y a la calidad que hay que tener en los últimos metros. Y sino que se lo pregunten a Emanuele Giaccherini, que aprovechó una asistencia de lujo de Leonardo Bonucci para abrir el marcador en el minuto 32.

La asistencia del central de la Juve fue buena, pero es que el control fue de otra galaxia. En carrera, en un balón que superó a Toby Alderweireld, el futbolista del Bolonia lo hizo todo muy rápido. Controló con la izquierda y se la dejó perfecta para rematar con la derecha en décimas de segundo. Thibaut Courtois salió a la desesperada a tapar, pero poco pudo hacer en el mano a mano.

Giaccherini y Bonucci
Bélgica dominaba, pero tampoco creaba demasiado peligro. Radja Nainggolan, Axel Witsel y Marouane Fellaini no son centrocampistas 100% creativos y eso se notó. Eden Hazard lo intentaba a su bola y Kevin De Bruyne arrancaba cuando podía sin tener las cosas demasiado claras. Y a todo esto, a Romelu Lukaku se le vio muy perdido, entrando pocas veces en contacto con el balón por pasar demasiado tiempo entre centrales.

Los minutos pasaban y Bélgica no encontraba la forma de hacer daño. Wilmots movió el banquillo para dar aire fresco y buscar nuevas ideas. Fue inútil. Italia se sentía muy cómoda haciendo su partido y Graziano Pellè sentenció en el tiempo de descuento rematando a placer un centro al segundo palo de Antonio Candreva. A Bélgica todavía le quedan muchas lecciones que aprender para hacer algo grande.

Empate entre Irlanda y Suecia

Zlatan Ibrahimovic Suecia
Suecia se las prometía muy felices ante Irlanda. Tanto que salieron con una torrija histórica que por poco deja sentenciado el partido en la primera parte. Jeff Hendrick envió el balón al larguero en una de las ocasiones de los británicos en la primera parte. Quien sí acertó fue Wesley Hoolahan tras la reanudación. En el minuto 48 remató a las mil maravillas el balón que puso atrás Seamus Coleman. Poco pudo hacer Andreas Isaksson para evitar el tanto.

Suecia despertó de inmediato y le vino muy bien cambiar a Marcus Berg para dar entrada a John Guidetti, un tipo peleón con calidad que jugando al lado de Zlatan Ibrahimovic es capaz de hacer daño. De hecho, la jugada del empate pasó por las botas de ambos hasta que Ciaran Clark trató de despejar el centro de Ibra y envió el cuero al fondo de las mallas. Fue el 1-1 en el minuto 71.

A partir de ese momento los suecos buscaron la victoria con más insistencia que los irlandeses, pero ni siquiera por inercia fueron capaces de encontrar el camino del gol. Les tocará remar ante Bélgica e Italia si quieren estar en los octavos de final de esta Eurocopa 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *