Se va Arbeloa; se va un profesional

Share on Facebook38Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Arbeloa
A Álvaro Arbeloa le he atizado por su falta de calidad. Siempre he dicho y seguiré diciendo que un jugador con tan poco talento con el balón en los pies no debería estar en un club como el Real Madrid. A pesar de ello, su entrega y su profesionalidad le han valido para formar parte de una de las mejores plantillas de mundo. Y no solo eso, sino que también puede decir que ha ganado dos Eurocopas y un Mundial con la selección española. Casi nada.

Último partido en el Bernabéu

El salmantino tiene 33 años y su contrato con el Madrid termina el próximo 30 de junio. No va a renovar, así que este domingo se despedirá del Santiago Bernabéu en el partido de Liga que disputarán ante el Valencia.

Evidentemente, con lo que se están jugando todavía, lo más probable es que Zinedine Zidane le deje en el banquillo. Apostará por Dani Carvajal o por Danilo y le dará algunos minutos para que se despida de su afición si el resultado lo permite. Al fin y al cabo Arbeloa no es de los que te la lían, ya que conoce a la perfección sus limitaciones y no suele complicarse cuando el esférico está en su poder.

Su brillante currículum

El Espartano” se formó en la cantera del Madrid, a la que accedió en edad juvenil en la temporada 2001-2002. A partir de ahí fue creciendo a pasos agigantados hasta debutar con el primer equipo en la temporada 2004-2005 ante el Betis. Además, esa misma temporada fue titular en un derbi ante el Atlético de Madrid que ganaron por 0-3.

Arbeloa con la Champions
Continuó en la casa blanca una temporada más, pero decidió hacer las maletas ante la falta de oportunidades, puesto que no jugó ni un solo minuto. Se marchó al Deportivo de La Coruña por 1,3 millones de euros y allí fue un jugador clave, lo que le sirvió para fichar por el Liverpool que entrenaba Rafa Benítez.

En Anfield vivió dos temporadas y media fantásticas antes de volver al Madrid, que le recuperó pagando 4 millones de euros, 100.000 euros más que lo que pagó el Liverpool por arrebatárselo al Dépor en su día.

Su regreso a la capital de España fue muy exitoso. Fue titular indiscutible hasta que en la temporada 2013-2014, con Carlo Ancelotti en el banquillo, pasó más tiempo en el banquillo que en el verde. En la actual solo ha disputado 5 partidos como titular (dos de Liga, dos de Champions y uno de Copa). Su protagonismo ha ido a menos con el fichaje de Danilo y su adiós ya está programado.

Seguro que el público le arropará en su despedida. Se lo ha ganado a base de trabajo y esfuerzo. Y no solo eso, sino que ha demostrado ser un madridista de los de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *