Aburrida victoria del Madrid ante el Rayo

Sergio Ramos rematando de cabeza
El Real Madrid sumó tres puntos más que no le saben a nada, y menos teniendo en cuenta el desastroso partido que hizo pese a ganar por 2-0. Los de José Mourinho aburrieron a la grada del Santiago Bernabéu jugando con un hombre menos desde el minuto 17.

Todo parecía ser muy bonito cuando Álvaro Morata y Sergio Ramos adelantaron al Madrid con dos goles en menos de un cuarto de hora. Sin embargo, ambos futbolistas se iban a ir a la ducha antes de llegar a la media hora de juego. ¿Por qué? Pues porque Sergio Ramos vio dos tarjetas amarillas muy merecidas en menos de 44 segundos.

Morata se tuvo que ir antes de tiempo

El central de Camas tuvo que irse del campo sin rechistar, no como Aitor Karanka y compañía, que siguen rajando de los árbitros sin razón y hasta cuando ganan. De rebote esa expulsión perjudicó a Morata, que había entrado en el once inicial para dejar en el banquillo a Karim Benzema y que lo había hecho con un gol a los 3 minutos. Era un cambio tan injusto como necesario que no gustó demasiado a los aficionados.

Morata

El Rayo pudo hacer algo más

El Rayo Vallecano se vino arriba y tuvo más posesión de balón que el Madrid, pero nunca fue capaz de concretar las ocasiones que tuvo, alguna de ellas bastante clara. También los locales pudieron marcar el tercero en alguna contra, pero no fue el día de Cristiano Ronaldo y los secundarios.

Raphael Varane volvió a rendir a un nivel excepcional, demostrando que ya está preparado para convertirse en una pieza clave de uno de los mejores equipos de Europa. Mourinho parece que se ha dado cuenta de eso y ya piensa en Sergio Ramos como lateral derecho en detrimento de Álvaro Arbeloa. Una gran noticia para el madridismo, aunque con noches como la de ayer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.