Aficionados del León fuera de control


El partido que disputaron León y Tijuana correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Liga de Ascenso terminó muy mal. El árbitro tuvo que suspenderlo porque los energúmenos aficionados del equipo local se volvieron completamente locos. Lanzaron de todo al campo (botellas de vidrio, por ejemplo), trataron de romper las vallas y se comportaron como auténticos salvajes. Por eso no es de extrañar que la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol haya tomado cartas sobre el asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.