Del inesperado pinchazo del Barça al enésimo cabezazo letal de Ramos

Sergio-Ramos
LaLiga se vuelve a teñir de blanco. El Real Madrid depende de sí mismo e incluso podría permitirse el lujo de perder el próximo Clásico si es capaz de ganar el partido aplazado ante el Celta.

Anoche aprovecharon el pinchazo del Barça, que pocas horas antes había perdido ante el Deportivo de La Coruña por 2-1. Los de Luis Enrique acusaron el gran esfuerzo del pasado miércoles y no fueron capaces de derrotar a un rival que ha recuperado la confianza con Pepe Mel en el banquillo. Con el madrileño han sumado 8 puntos de 12 posibles para escapar de los puestos de descenso.

Deportivo 2-1 Barça

El Deportivo presionó como debió hacerlo el PSG en el Camp Nou. Creyó en sus posibilidades y le buscó las cosquillas al campeón. Tanto que se adelantaron en el marcador a cinco minutos para el descanso. Joselu, que pasaba por el área pequeña, se hizo con un rechace de Marc-André ter Stegen y fusiló la portería para llevar la alegría a Riazor.

Tras la reanudación el Barça se puso las pilas e igualó el marcador por mediación de Luis Suárez, que superó a Germán Lux con un potente disparo. Los aficionados más pesimistas pensaron que era el inicio de una nueva remontada culé, pero el Deportivo no bajó los brazos y llegó a generar ocasiones de gol más claras que los de Luis Enrique.

Deportivo
La mejor de todas llegó en el minuto 74, cuando el turco Emre Çolak la puso al segundo palo y encontró la cabeza de Álex Bergantiños, que se elevó por encima de Jordi Alba para establecer el 2-1 definitivo. Definitivo pese a que Suárez tuvo una ocasión clarísima a poco del final, pero su disparo a bocajarro se encontró con un inspirado Lux.

Real Madrid 2-1 Betis

A las nueve menos cuarto le tocaba el Madrid, que saltaba al césped sabedor de que podía recuperar el liderato. Los de Zinedine Zidane, con James Rodríguez, Isco y Morata en el once titular, no cuajaron un gran partido y tuvieron que encomendarse a San Sergio Ramos para llevarse los tres puntos.

El Betis se adelantó en el minuto 24 gracias a un disparo de Tony Sanabria, que se benefició de un grave error de Keylor Navas para adelantar a los suyos. El costarricense, que más tarde se redimió con un paradón en el tiempo de descuento, no fue capaz de blocar su disparo y acabó introduciendo el balón en su propia portería. Sin duda, un motivo más para que Florentino Pérez haga todo lo posible para traer a David de Gea este verano.

Antes del descanso el Madrid igualó el partido con un gran cabezazo de Cristiano Ronaldo, que no desperdició el centro que Marcelo le puso a la altura de la cintura. El portugués se agachó y giró el cuello a las mil maravillas para sorprender a su excompañero Adán.

Cristiano
Tras la reanudación las cosas no cambiaron demasiado. El Madrid tenía muchos problemas para crear ocasiones de gol claras, a pesar de que dominaba y embotellaba a los verdiblancos. Tuvo que ser Sergio Ramos, el de casi siempre, el que rompió el empate con un soberbio cabezazo a centro de Toni Kroos. Lo que no me explico es cómo alguien como él pudo rematar con tanta comodidad. ¿Todavía no saben de lo que es capaz?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.