El Birmingham gana la Carling Cup


La Carling Cup de esta temporada ya tiene dueño, y ese no es otro que el Birmingham City. El equipo entrenado por el escocés Alex McLeish ha dado la sorpresa derrotando al Arsenal en una final que como viene siendo habitual se ha disputado en el estadio de Wembley.

Los de Arsène Wenger acariciaron la victoria y tal vez la merecieron, pues tuvieron varias ocasiones de gol claras en la segunda mitad. Sin embargo, en esto del fútbol no sólo basta con jugar bien, hay que meterla. Eso mismo es lo que hizo el nigeriano Obafemi Martins cuando sólo faltaba un minuto para finalizar el encuentro.

Antes de que pasara eso, pudimos vivir una primera parte muy intensa en la que se vieron dos goles. Nikola Zigic, el ex de Racing de Santander y Valencia, adelantó a los de Birmingham en el minuto 28 (como no, lo hizo de cabeza). Sin embargo, Robin van Persie acudió al rescate para poner la igualada 10 minutos más tarde rematando un centro de Andrei Arshavin. Así se llegó al descanso.

Tras la reanudación lo dicho, mucho ímpetu por parte de un Arsenal del que tiró hoy más que nunca Samir Nasri. La baja de Cesc Fábregas obligó al francés a asumir esa responsabilidad, aunque siempre le faltó el último pase o más acierto al disparar a puerta. Así las cosas, el Birmingham dio la campanada en el último minuto aprovechando un grave error de Koscielny y Szczesny. Pese a que muchos medios de comunicación dan como culpable al central francés, creo que la culpa fue compartida.

David venció a Goliat y el Arsenal podría quedarse este año otra vez en blanco. Veremos cómo le afecta esta derrota en Champions.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.