El Ferrari de Banega se incendia


Ever Banega no tiene suerte con los coches. Ayer se tuvo que despedir de su Ferrari 360 Challenge Stradale de segunda mano por culpa de un incendio que lo arrasó. Quedó reducido a cenizas dos días después de comprárselo a un particular que probablemente se lo vendió a sabiendas de que estaba en mal estado. Tuvo que abandonar el coche inmediatamente y pudo llegar al entrenamiento del Valencia gracias a Diego Alves, quien también se dirigía hacia Paterna y pudo recogerlo.

Lo peor de todo es que el fuego se extendió hacia una zona de arboleda que también se incendió. Por suerte los bomberos han podido hacer bien su trabajo y ya está apagado.

En marzo de 2008, poco después de aterrizar en Valencia, Banega tuvo su primer problema con los coches. Se saltó un semáforo en rojo y fue pillado por la policía. Además, dio positivo en el control de alcoholemia y fue multado por ello. El 19 de febrero de este año le pasó algo todavía peor. Su Audi R8 le aplastó la tibia cuando se encontraba en una gasolinera para repostar. Olvidó poner el freno de mano y al intentar detenerlo un pie se quedó atrapado entre la rueda y un bordillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.