El modesto Bristol se cargó al Manchester United en la Copa de la Liga

Sergio-Romero
José Mourinho estaba rabiando a unos niveles importantes. Aunque la Copa de la Liga de Inglaterra no sea el trofeo que más ilusión le haga esta temporada, lo cierto es que a nadie le gusta caer en cuartos de final a menos de un equipo de la Championship, de la segunda división inglesa.

El Bristol City, tercer clasificado de dicha categoría, se impuso por 2-1 de la forma que más daño hace, anotando el gol de la victoria en los últimos segundos, justo antes de que el árbitro señalara el final del partido.

Dolorosa eliminación

El 2-1 se coció en la segunda mitad. En la primera el Manchester United había sido muy superior, pero no fue capaz de adelantarse por culpa de los postes. Primero fue uno de Zlatan Ibrahimovic, y luego llegó el de Marcus Rashford, que le pegó con todo desde fuera del área.

Tras la reanudación llegó el 1-0, que fue obra de Joe Bryan en el minuto 51. Se movió muy bien a la espalda de la defensa y Marcos Rojo no fue capaz de taponar su fantástico disparo, a pesar de que se fue al suelo a la desesperada. Sergio Romero, el portero titular en esta competición, no estuvo nada fino.

Bristol-City-gol
Siete minutos más tarde llegó la igualada. Ibrahimovic marcó su primer gol de la temporada con un tiro libre que fue como un misil. El balón entró con una potencia descomunal.

El United mereció ganar, pero el Bristol fue capaz de resistir y aprovechó su oportunidad en el último suspiro. Una pérdida del joven Scott McTominay terminó en un pase a la espalda que remató Korey Smith con maestría. El técnico de los locales, Lee Johnson, enloquecía, mientras que el césped no tardó en llenarse de aficionados que saltaron al campo para celebrar una clasificación histórica.

Los dardos de Mourinho

Mourinho, como siempre, rajó de sus jugadores: “Fue como otro día en la oficina y algunos de nosotros probablemente ni siquiera quieran venir a la oficina hoy”. También dijo que el Bristol “tuvo suerte” al único periodista al que atendió tras la debacle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.