La enésima lesión de Bale cabrea a los madridistas

Gareth-Bale-calentamiento
Gareth Bale es de porcelana. Se pasa más tiempo lesionado que jugando. Anoche, aunque había dudas sobre su estado físico, Zinedine Zidane se la jugó y le alineó a sabiendas de que en cualquier momento podría romperse. Y eso fue justo lo que pasó en el minuto 35, cuando se sentó sobre el césped del Santiago Bernabéu y solicitó el cambio.

No estaba en condiciones de jugar

Solo llevaba un par de días entrenando con sus compañeros. Eso se notó durante los primeros compases del Clásico, ya que no se le vio nada fresco. Apenas entró en juego y no fue un quebradero de cabeza para Jordi Alba.

Zidane se vio obligado a hacer su primer cambio en la primera parte y dio entrada a Marco Asensio, que con sus grandes actuaciones ha logrado subir algún que otro peldaño en la escalera de preferencias del técnico francés, que no se lo pensó dos veces a la hora de apostar por el mallorquín.

Desde que llegó a España en la temporada 2013-2014, Bale solo ha superado los 30 partidos de liga en una ocasión. Fue en la 2014-2015. El curso pasado solo disputó 23 y en el actual lleva 19. Muy poco teniendo en cuenta que es el jugador que más cobra después de Cristiano Ronaldo.

Gareth-Bale-preocupado

Traspasarlo no es una locura

Nadie pone en duda que es un futbolista con mucho talento. Sus números, y me refiero a los goles y las asistencias, hablan por sí solos. Sin embargo, a Florentino Pérez no debe hacerle nada de gracia que se rompa cada dos por tres, así que no me extrañaría que este verano le traspasaran si llega una oferta de las que rondan los 100 millones de euros. Es lo que yo haría, sobre todo sabiendo que en el banquillo tienes a Isco y Marco Asensio, dos hombres que pueden dar la talla y que rara vez se lesionan.

¿Adiós a la temporada?

Estaremos atentos al parte médico, pero me temo que el galés se perderá las semifinales de la Champions ante el Atlético de Madrid. De hecho, tratándose de una recaída, podría decir adiós a la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *