La Juventus finiquita su eliminatoria ante el Oporto sin complicaciones

Dybala-y-Dani-Alves
La Juventus es un grande, y los grandes difícilmente se dejan sorprender. Anoche lo demostraron una vez más ante un Oporto que llegaba a Turín con muy pocas opciones. El 0-2 de la ida les obligaba a firmar un partido perfecto y a esperar que los italianos no tuvieran el día.

No pasó ni una cosa ni la otra. Además, Maxi Pereira evitó un gol de Gonzalo Higuaín utilizando sus manos, por lo que fue expulsado justo antes del descanso. El penalti se encargó de transformarlo Paulo Dybala.

El Oporto tiró la toalla

La segunda parte no tuvo demasiada historia. Nuno Espírito Santo fue retirando del césped a sus mejores jugadores, a los que te la pueden liar si tienen un día inspirado. Las opciones de remontada eran mínimas y la Juventus se veía en los cuartos de final. Eso sí, Massimiliano Allegri y los suyos no bajaron la guardia en ningún momento por si acaso.

Buffon y Casillas se abrazaron una vez más

Casillas-y-Buffon
Tal vez lo más destacado del partido fue el enésimo reencuentro entre Gianluigi Buffon e Iker Casillas. Quién sabe si el último de sus carreras profesionales. Ambos seguirán jugando la temporada que viene, pero es probable que no vuelvan a cruzar sus caminos si el sorteo de la Champions no dice otra cosa.

El guardameta de Móstoles estuvo bastante fino y evitó que la Juventus ampliara distancias. Buffon, por su parte, tuvo poquísima faena a lo largo de los 90 minutos. Apenas se manchó los guantes, así que se reservó para después del partido, cuando nos sorprendió diciendo que no quiere al Leicester City en cuartos de final. ¿Prefiere al Barça o al Real Madrid? Venga va…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.