Lo que tiene que pasar para que Neymar vuelva al Barça

Neymar-Brasil-rueda-de-prensa
En las últimas horas se está hablando mucho del hipotético regreso de Neymar al Barça. El brasileño está como loco por dejar el PSG y lo que más ilusión le hace es volver a Barcelona, donde Luis Suárez y Leo Messi le esperan con los brazos abiertos para formar un tridente que fue letal en su día. Además, tampoco hay que olvidar que en la plantilla está su amigo Coutinho, con quien le haría mucha ilusión compartir vestuario.

Evidentemente, para que vuelva a enfundarse la camiseta del Barça tienen que pasar muchas cosas, ya que no es una operación precisamente sencilla por varias razones.

Neymar debería aceptar una rebaja de su sueldo

Se embolsa 36,8 millones de euros por temporada y eso le permite ser el segundo jugador mejor pagado del planeta. El problema es que el Barça no puede gastarse más dinero en sueldos, sobre todo después de la renovación de Leo Messi, que ahora cobra unos 50 millones de euros netos por curso. Además, no hay que olvidar que recientemente han mejorado el contrato de Sergio Busquets y que no tardarán mucho en hacer lo propio con Jordi Alba.

No sé hasta qué punto tendrá que hacer un esfuerzo para contentar a los directivos del Barça, pero es evidente que es un tema que puede generar muchos problemas a la hora de cerrar el acuerdo, más que nada porque el padre de Neymar es un pesetero que siempre quiere tener la última palabra. Ya se engancharon en su día con él y puede ser uno de los motivos por los que el ’10’ del PSG no vuelva a la Ciudad Condal.

Neymar-Messi-y-Suarez-abrazados

Rakitic y Dembélé entrarían en la operación

Los 222 millones de euros que pagó el PSG para llevárselo hacen que Nasser Al-Khelaïfi no está dispuesto a desprenderse del fichaje más caro de la historia del fútbol por cualquier cantidad. Josep Maria Bartomeu lo sabe y también sabe que no pueden gastarse ese dinero, entre otras cosas porque ya se lo fundieron con las contrataciones de Coutinho y Dembélé.

Este último, e Ivan Rakitic, pueden entrar en la operación como monedas de cambio, ya que son dos jugadores que interesan mucho al campeón francés. Dembélé está rindiendo a un nivel cada vez más alto y en el Camp Nou dolería mucho su marcha porque fue una apuesta muy criticada, mientras que Rakitic es un imprescindible para Ernesto Valverde al que todavía le pueden quedar unas tres temporadas a un gran nivel.

El papel de los aficionados

Aunque estas decisiones se toman desde los despachos, nadie puede ocultar que la opinión pública tiene mucha influencia. Lo que opinen los aficionados, los que ya expresaron su malestar cuando Neymar se fue con la pretemporada empezara por una cuestión de dinero, será de vital importancia. En función de ello pueden apretar más o menos para ficharle, aunque evidentemente también van a escuchar a los jugadores. Messi, Suárez y Coutinho, que son de los que más peso tienen en el vestuario, serían los más felices del mundo con su regreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.