Lo siento, el de hoy no será el Clásico del miedo

Messi-y-Ramos
Es lamentable. Algunos medios de comunicación se están dedicando a calentar el Clásico, a enfrentar a madridistas y a barcelonistas, a agrandar todavía más la brecha que existe entre quienes quieren la Independencia de Cataluña y quienes están en las antípodas de esa idea. Y lo peor de todo es que lo hacen a muchos kilómetros de Barcelona, sin tener ni idea de lo que está pasando donde se supone que hoy viviremos una batalla campal o algo por el estilo.

Fútbol, fútbol y más fútbol

Hoy deberíamos hablar de fútbol porque esta noche se juega un partidazo. ¿Y mañana qué? Pues a seguir hablando de fútbol para opinar sobre lo que ocurrió en el césped. Pero claro, hay quienes aprovechan el altavoz que tienen en sus manos para tomar parte de un debate político que no termina y que solo sirve para alejar posturas. Meten miedo a quienes quieren ir al campo como si estuviéramos en un país repleto de criminales. No, los que quemaron contenedores y lanzaron piedras por las calles de Barcelona fueron los de siempre, los anti sistema que se apuntan a cualquier bombardeo para liarla. La mayoría de los catalanes que no están de acuerdo con las desproporcionadas condenas son personas pacíficas que se manifestarán sin hacer daño a nadie.

LaLiga está lo suficientemente interesante como para que algunos periódicos deportivos tengan que ocupar los primeros espacios de sus editoriales con noticias que poco o nada tienen que ver con el fútbol. Lo mejor es no dar bombo a quienes tienen ganas de comportarse como energúmenos esta noche. Eso es lo mejor, pero puede que no sea lo que más interesa. Puede que no lo sea porque hay quienes quieren encender la mecha para que esta noche pase algo, para que tanto el Barça como los catalanes salgan salpicados en una velada en la que no solo veremos manifestaciones pacíficas y espectáculo sobre el verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.