Bosnia jugará un Mundial de fútbol por primera vez en la historia


Me alegro por la décima clasificación consecutiva de España para un Mundial de fútbol, pero también me alegro por la proeza que lograron los bosnios anoche. Es verdad que el grupo en el que estaban no era el más difícil de todos los de la fase de clasificación, pero no hay que quitarle mérito a lo que ha logrado una selección que ha pasado a la historia. Nunca se habían clasificado para un Mundial.

Tras la devastadora guerra que nos puso los pelos de punta a todos entre 1992 y 1995, el país está saliendo a flote poco a poco, pero todavía es una de las repúblicas más pobres de la antigua Yugoslavia. En ese marco tan difícil el fútbol se ha convertido en una vía de escape para muchos bosnios que salieron a la calle para celebrar la clasificación hasta altas horas de la madrugada. Sus problemas económicos no se van a solucionar por ello, pero por lo menos tienen algo que celebrar.

Victoria muy trabajada

Necesitaban ganar para clasificarse como primeros de grupo. Grecia se enfrentaba a Liechtenstein y lo tenía prácticamente hecho. Por eso Bosnia-Hercegovina salió muy concentrada en su partido ante Lituania a domicilio, aunque el gol de la victoria no llegó hasta el minuto 68. Vedad Ibisevic, delantero centro del Stuttgart, aprovechó un centro para rematar a placer y establecer el 0-1 definitivo en Kaunas.

Máxima audiencia

Unas 30.000 personas siguieron el partido desde una pantalla gigante en Sarajevo. La alegría fue mayúscula. Abrazos, fuegos artificiales, banderas de Bosnia-Hercegovina ondeando… El sueño de cualquier niño que lo pasó mal durante una guerra en la que no había tiempo para jugar al fútbol. Felicidades y a seguir sonriendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.