Dobletes de Cristiano y Di María para suavizar la crisis


El Real Madrid sigue imparable en la Champions League. Todavía no se ha medido a rivales de entidad, pero ha solventado sus dos primeros compromisos con contundencia. En la primera jornada goleó al Galatasaray por 1-6 y ayer se deshizo del Copenhague por 4-0.

Cristiano Ronaldo y Ángel Di María acudieron al rescate para curar las heridas que dejó el derbi madrileño. El juego no fue brillante, pero la actitud de los jugadores sí fue buena.

Noche entretenida

CR7 anotó el primero de la noche en el minuto 21 tras cabecear un buen centro de Marcelo en el segundo palo. Con el 0-1 se llegó al descanso, pero en la segunda mitad los de Carlo Ancelotti apretaron para sentenciar el partido y esterilizar cualquier intento de remontada.


Cristiano volvió a marcar en el 65 y lo volvió a hacer utilizando la cabeza. Karim Benzema asistió de tacón a Di María y el argentino la puso perfecta de rabona. Acto seguido fue él quien se convirtió en el protagonista de los dos goles que estaban por llegar. Primero tras un gran disparo desde la frontal del área y después tras una buena presión de Álvaro Morata que le dejó el balón en bandeja para encarar.

Casillas y Varane vuelven al once

Iker Casillas volvió a jugar un partido oficial en el Santiago Bernabéu. Aprobó con nota porque evitó algún que otro gol de los daneses. El público se lo reconoció con una cerrada ovación y gritos de “Iker, Iker”. Raphael Varane más de lo mismo. Estuvo perfecto durante los 90 minutos y pide paso en el once titular. Ayer jugó Pepe junto a él, pero este fin de semana seguramente le veremos junto a Sergio Ramos.

Pinchazo de la Juve en casa

En el otro partido del grupo B la Juventus y el Galatasaray de Roberto Mancini empataron a dos. Los turcos se adelantaron con un gol de Didier Drogba, pero en el tramo final dejaron escapar dos de los tres puntos que ya tenían en el bolsillo. Arturo Vidal empató desde el punto de penalti y Quagliarella puso el 2-1 con el que parecía que se acabaría el partido, más que nada porque solo quedaban tres minutos para el final. Sin embargo, los de Estambul no se vinieron abajo y empataron justo después del varapalo gracias a un tanto de Umut Bulut.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.