El Barça siembra muchas dudas

Luis Enrique
A este Barça le falta algo. Algo de confianza tal vez, no lo sé. Jugadores de calidad tiene como aspirar a todo, ya que con un tridente formado por Leo Messi, Neymar y Luis Suárez los goles están asegurados, o por lo menos deberían estarlo. Este pasado fin de semana les costó una barbaridad ganar en Almería porque se toparon con los palos una vez más, pero también porque no estuvieron finos.

Suárez sigue sin ver puerta, pero su aportación es indispensable para el equipo. Está recordándome a Karim Benzema, solo que él tiene más gol y muy pronto lo demostrará. Es cuestión de paciencia.

Rotaciones peligrosas

Luis Enrique le dejó en el banquillo por sorpresa. ¿Para qué rotar a un jugador que solo ha disputado tres partidos oficiales en toda la temporada? Difícil de entender. Lo mismo pasó con Neymar, que con 22 años y toda una carrera deportiva por delante no creo que tenga problemas para jugar decenas de partidos de forma consecutiva. El técnico asturiano se equivocó apostando por Pedro y Munir y estuvo a punto de pagarlo muy caro.

Thievy
El Almería se adelantó en el marcador gracias a un gol de Thievy Bifouma, un tipo problemático que es capaz de liársela a cualquier defensa. Messi perdió cerca del área rival y los andaluces montaron una contra letal. El delantero centro francés le ganó la espalda a Marc Bartra y definió a las mil maravillas ante Claudio Bravo.

Neymar y Luis Suárez al rescate

Los minutos pasaban y el Barça no reaccionaba, pero con Neymar y Suárez en el campo (entraron en el minuto 45) todo era diferente. Llegaron las ocasiones y el empate se mascaba. Neymar lo logró en el minuto 73 tras una excelente jugada de Suárez, que se revolvió dentro del área y se la puso al pie para que solo tuviera que empujarla.

Jordi Alba gol
El 1-2 definitivo llegó en el minuto 82 y fue obra de Jordi Alba. El lateral izquierdo azulgrana remató a placer un centro de Suárez, que le vio llegar por el segundo palo y se la puso para que rematara en carrera. Más tarde Messi tuvo el 1-3 en sus botas, pero su disparo se topó con Rubén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.