El Madrid jugará su tercera final de Champions consecutiva

Madrid-Bayern-celebracion
Se cumplieron todos los pronósticos, y con eso no me refiero a lo de que el Real Madrid vaya a jugar una nueva final de la Champions League. Me refiero a que nadie daba por hecho que los blancos iban a clasificarse sin sufrimiento tras el 1-2 de la ida, ya que el Bayern de Múnich llegó al Santiago Bernabéu con ganas y argumentos para darle la vuelta a la eliminatoria.

Llegaron a ir por delante y al final tuvieron el 2-3 muy cerca, pero la vuelta de las semifinales acabó con un 2-2 que lleva a los de Zinedine Zidane a Kiev, donde buscarán la decimotercera.

Kimmich puso el miedo en el cuerpo

El hombre que vio puerta en el Allianz Arena fue el que volvió a abrir la lata en el coliseo madridista. Joshua Kimmich aprovechó un mal despeje de Sergio Ramos en el minuto 3 para batir a Keylor Navas, lo que hacía presagiar que la noche podía ser muy larga para el actual campeón de Europa y del mundo.

Suena raro, pero Benzema acudió al rescate

El empate llegó bastante pronto. Mateo Kovacic, que sorprendentemente fue titular en detrimento de Casemiro, abrió a banda izquierda para dársela a Marcelo, que controló, apuró línea de fondo y la puso al segundo palo, donde Karim Benzema remató de cabeza a placer superando a David Alaba, que trató de evitar el tanto debajo de la portería defendida por un Ulreich que llegaba tarde. El gol subió al marcador en el minuto 11 y dio bastante tranquilidad a un Madrid que había salido demasiado dormido, dando la iniciativa a los alemanes.

Benzema-celebrando-un-gol

Error garrafal de Ulreich

Los minutos pasaban y pasaban sin que el marcador se volviera a mover, aunque ambos equipos tuvieron ocasiones claras. Todo hasta que Tolisso cedió el balón a Ulreich, que al principio se fue al suelo para cogerlo con las manos, pero luego se dio cuenta de que era una cesión y reaccionó mal, cometiendo un error que dejó el 2-1 en bandeja para Benzema, que con el doblete respiró y recibió la ovación del Bernabéu, a pesar de que el suyo no fue un partidazo.

James dio emoción a la última media hora

El tanto subió en el minuto 46 y no fue un mazazo para el Bayern. Los de Jupp Heynckes continuaron con la misma dinámica y empataron pronto, en el minuto 63. James Rodríguez superó a Keylor Navas y no quiso celebrar el gol por su pasado madridista.

James-gol
¿De verdad el Madrid quiere fichar a un portero?
Navas, que poco pudo hacer en los dos goles del Bayern, se convirtió en el gran protagonista del partido. El costarricense sacó a pasear sus reflejos en más de una ocasión para evitar la eliminación del Madrid. Demostró que no es necesario fichar a un portero como Kepa o David de Gea al estar a la altura por enésima vez.

¿Roma o Liverpool?

Tiene toda la pinta de que el Liverpool será el rival del Madrid en la gran final de la Champions que se disputará en Kiev. El 5-2 logrado en Anfield les dejó con pie y medio en esa final, pero no hay que fiarse de la Roma de Di Francesco, que ya fue capaz de levantar la misma desventaja ante el todopoderoso Barça.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.