El Madrid no pudo con un Tottenham muy serio

Cristiano-y-Kane
Este Tottenham no tiene nada que ver con el Tottenham de hace unos años. Europa no se le queda grande y eso se nota en noches como la de ayer, en todo un Santiago Bernabéu. El Real Madrid no fue capaz de superarles y el marcador final, de 1-1, mantiene el suspense en el liderato del grupo, ya que a día de hoy tienen los mismos puntos y los mismos goles a favor y en contra.

Buen planteamiento de Pochettino

El que tampoco es el mismo es Mauricio Pochettino, que ha adquirido la experiencia y los conocimientos que requiere el banquillo de un grande. Los ‘Spurs’ pretenden serlo algún día, y con jugadores como Harry Kane o Dele Alli no están demasiado lejos de alcanzar ese nivel. Sin embargo, el técnico argentino sabe que todavía puede subir un peldaño más en su carrera deportiva, tal vez para entrenar al equipo que ahora mismo dirige el bueno de Zinedine Zidane.

Lloris y Keylor estuvieron muy acertados

Los ingleses supieron lo que tenían que hacer y no se dejaron intimidar por el ambiente de uno de los estadios más espectaculares del mundo. Estuvieron sólidos en defensa y se encomendaron a la efectividad de Kane para sorprender a la contra o a balón parado. Todo ello con las espaldas bien cubiertas, ya que Hugo Lloris, al igual que Keylor Navas en el área contraria, fue uno de los mejores de la noche.

Gol en propia puerta de Varane

El Tottenham fue capaz de adelantarse en el minuto 28 en una jugada poco afortunada por parte de Raphael Varane, que andaba pegado a Kane para evitar su remate. Éste se anticipó al francés y trató de sorprender a Keylor con un taconazo a la carrera, pero el balón pasó de largo y Varane se lo llevó por delante, con tan mala suerte que lo introdujo en su propia portería.

Kane-y-Varane

Cristiano empató de penalti

Los minutos pasaban y no estaba nada claro que el Madrid pudiera reaccionar a tiempo. Quedaba mucho, eso sí, y de hecho antes del descanso llegó el empate. Toni Kroos abandonó su hábitat natural para pisar el área, y allí fue cuando un expreso llamado Serge Aurier se lo llevó por delante sin pensárselo demasiado. El colegiado, que no vio un penalti anterior de Casemiro a Fernando Llorente, lo tuvo claro.

Cristiano Ronaldo fue el encargado de anotar el penalti engañando a Lloris con un disparo potente. El portugués, que no está marcando goles en LaLiga esta temporada, sigue que su idilio en la Champions, competición en la que sigue siendo el máximo goleador de todos los tiempos.

Cristiano-gol

El Madrid no se conformó con el empate

La segunda parte fue blanca. Los de Zidane dominaron el juego y crearon ocasiones de gol. La más clara la de Karim Benzema, que remató de cabeza a bocajarro y vio como Lloris sacaba un pie milagroso. ¿Mérito del portero o demérito del delantero? Que cada uno diga lo que quiera. Gary Lineker, muy de utilizar Twitter, no tardó en rajar a Karim dejando caer que está sobrevalorado.

El segundo asalto se vivirá el miércoles 1 de noviembre en Wembley, un escenario perfecto para que se vuelvan a medir dos de los equipos con más potencial de esta Champions.

APOEL 1-1 Borussia Dortmund

Tras las dos derrotas en las dos primeras jornadas, el Borussia Dortmund viajaba a la capital de Chipre con la necesidad imperiosa de sumar los tres puntos, algo que sin embargo no fue capaz de hacer. De hecho, se adelantó el APOEL de Nicosia en el marcador gracias a un gol de Mickaël Poté en el minuto 62. Eso sí, la reacción germana no se hizo esperar y cinco minutos más tarde llegó el empate definitivo de Sokratis Papastathopoulos, que cabeceó un centro de Mario Götze que no parecía tener mucho futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *