El sensato gesto de Puyol en el Bernabéu

Piqué mechero
Carles Puyol actuó de forma ejemplar, como siempre. Es el capitán del Barça, pero también podría ser el capitán del ‘fair play’ porque con gestos como el del miércoles volvió a meterse en el bolsillo a todos los aficionados al fútbol, hasta a los que son del Real Madrid y llevan una venda en los ojos (véase Tomás Roncero).

«¡Dame el mechero y juega!»

El de La Pobla de Segur no quiso polémicas extradeportivas y le quitó el mechero a Piqué. Lo hizo porque sabe qué es lo que viene detrás, y porque desgraciadamente no sirve de nada que el mechero llegue al delegado, se digan cuatro cosas por megafonía y el árbitro lo refleje en el acta. Al final todos los clubes se van de rositas (una multa de unos miles de euros no soluciona el problema) y los energúmenos de siempre vuelven a entrar al campo para hacer de las suyas.

No aprendemos

Si Puyol no le dice nada a su compañero y el árbitro para el partido por el mechero lanzado, seguramente habrían caído más cosas en los minutos posteriores. Sería una forma de «provocar» a los aficionados que tienen menos neuronas, aunque con eso no quiero decir que lo que iba a hacer Piqué está mal hecho.

Es triste decirlo, pero estas cosas pasan con demasiada frecuencia en España y en otros países donde las personas están todavía por civilizar. Lo que hay que hacer es tomar ejemplo de otras ligas y ser más respetuosos. Eso e imponer sanciones más duras contra quienes se comportan como animales en la grada. Solo así se extinguirán los energúmenos y podremos disfrutar de un deporte tan sano y precioso como el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.