La Juventus se italianiza para ganar al Mónaco

Arturo Vidal celebrando su gol
Son italianos, es verdad, pero la Juventus de Massimiliano Allegri no se parece en nada al típico equipo que especula con el resultado y aplica el catenaccio cuando le conviene. Todo hasta el día de ayer, cuando le vieron las orejas al lobo y decidieron encerrarse atrás para conservar el gol de renta con el que viajarán a Mónaco en busca de un billete para las semifinales de la Champions League.

Poca creatividad, pocas ocasiones

Les faltó fútbol. Andrea Pirlo estuvo desaparecido y Paul Pogba no pudo disputar ni un solo minuto por lesión. Así era muy difícil acabar con la resistencia de un equipo que no ha llegado a cuartos por casualidad. Les tocó sufrir en un grupo muy complicado y en octavos echaron al todopoderoso Arsenal, así que los de Leonardo Jardim merecen como mínimo un respeto.

Carlos Tévez no estuvo tan brillante como en otras ocasiones y Álvaro Morata se movió por todas partes sin éxito. La Juventus tenía problemas para llegar a la portería defendida por Danijel Subasic y no podía relajarse. Las contras de su rival le hacían mucho daño y Gianluigi Buffon tuvo que emplearse a fondo en dos acciones muy claras para los del Principado.

Carlos Tévez apagado

Penalti que no fue

Así las cosas, solo un error podía decantar la balanza a favor de los de Turín. Y éste llegó en el minuto 57, cuando Ricardo Carvalho cometió un penalti muy protestado sobre Morata al borde del área. Fue protestado porque el ex del Real Madrid derrotó al joven delantero español a pocos centímetros de la línea que marca los límites del área, así que el checo Pavel Kralovec se equivocó al señalar los once metros.

Quien no se equivocó fue Arturo Vidal. El chileno tiene un idilio con los penaltis que prolongó enviando el balón a la escuadra derecha de la portería defendida por Subasic. El veterano portero croata se lanzó hacia el lado contrario y no pudo hacer nada para despejar un lanzamiento impecable que da ventaja a los italianos.

Arturo Vidal lanzando el penalti

A Mónaco con un muro de contención

La vuelta se jugará el próximo 22 de abril y la Juventus, salvo sorpresa, volverá a italianizarse al máximo para conservar un marcador que le daría la clasificación. A Allegri no se le caerán los anillos por alinear a tres centrales como hizo ayer en los últimos minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *