Mourinho ficha por el Tottenham tragándose sus propias palabras

Jose-Mourinho-Tottenham
José Mourinho habla demasiado y eso puede meterte en un buen lío, sobre todo cuando no eres coherente con lo que dices y lo que haces. Lo del «nunca digas nunca» no ha ido con él porque los resultados le han respaldado y siempre ha creído que podría entrenar al equipo que le diera la gana. Sin embargo, después de lo mal que le ha ido en el Chelsea y en el Manchester United, su caché se ha desplomado y no le ha quedado más remedio que aceptar la oferta del Tottenham Hotspur, que anunció la destitución de Mauricio Pochettino después de un inicio de temporada espantoso (son decimocuartos y están bastante lejos de la zona Champions).

Donde dije digo, digo Diego

Lo más gracioso de todo es que Mou dijo que jamás entrenaría al Tottenham. Lo dijo en 2015, cuando todavía era considerado uno de los mejores del mundo en su puesto de trabajo. Ahora ha tenido que comerse sus palabras y ha vuelto a Londres para entrenar al equipo presidido por Daniel Levy, quien ya en 2007 trató de convencerle por primera vez.

En realidad lo que dijo sobre el Tottenham no era por la falta de prestigio, sino por su amor al Chelsea: «Quiero a los aficionados del Chelsea demasiado«, comentó en rueda de prensa. Sin embargo, se ha visto obligado a aceptar una oferta apetecible tal y como está ahora mismo. Tendrá que remar mucho para que el equipo se recupere, pero es evidente que las cosas solo pueden ir a mejor a partir de ahora. De momento ha firmado hasta el 30 de junio de 2023, así que tiene tiempo para diseñar un proyecto ganador.

Mourinho-y-Pochettino

¿Un nuevo Mou más amable?

Mourinho ha querido entrar con buen pie. Parece que cambiará de estrategia porque se ha dado cuenta de que eso de ir contra los jugadores no es nada bueno. Ha hablado bien de los aficionados, a los que ha calificado de «apasionados» y ha dicho que lo que el ha atraído es el trabajar con los jugadores que forman parte de la plantilla de los ‘Spurs’. Veremos si es así o se le vuelven a cruzar los cables como se le cruzaron con Paul Pogba, quien igual también tuvo parte de culpa.

Imagino que Mourinho no cobrará lo mismo que venía cobrando últimamente, pero a pesar de ello no creo que su sueldo sea inferior al que percibía Pochettino. La apuesta por el portugués es la apuesta por el crecimiento de un club que ha estado a punto de ganar la Champions. Es cierto que fichan poco, pero no menos cierto es que son capaces de retener a sus grandes estrellas, como es el caso de Harry Kane. Veremos si ahora, con los malos resultados y la llegada de Mou, Daniel Levy se rasca el bolsillo para traer a los mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.