Pepe le regala su camiseta a una niña en silla de ruedas

Al César lo que es del César, así que esta vez no voy a criticar a Pepe, sino que voy a alabar su comportamiento tras el partido que el Madrid disputó anoche en el Amsterdam Arena. El central portugués, mucho más relajado desde su última cruzada de cables, está sacando a relucir su lado más humano y solidario esta temporada.

Lo pudimos ver justo después de que el árbitro señalara el camino del túnel de vestuarios. Se dirigió a la grada, se quitó la camiseta y se la regaló a una niña que estuvo viendo el partido desde su silla de ruedas. Bien hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.