Qué cansina la gente hablando de los árbitros…

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Pique-protestando
Llevo toda mi vida viendo partidos de fútbol y tengo 30 años. He visto temporadas de todos los colores y me he divertido como un enano. Sin embargo, hay algo que cada día me cansa más, y no es otra cosa que escuchar a la gente hablando de los árbitros.

Que si fue un robo, que si el árbitro estaba comprado, que si hay un complot contra un determinado equipo… ¡Qué pesados! Los árbitros siempre se han equivocado y seguirán equivocándose porque son humanos, como tú y como yo.

Una excusa muy vieja

Es el discurso del mal perdedor, del que no es capaz de criticar a los suyos cuando no dan la talla. Bueno sí, a veces los critican, pero siempre cuando el árbitro no les ha perjudicado a la hora de tomar una decisión importante.

En el manual del mal perdedor, ese que José Mourinho siempre lleva a mano. La excusa número uno es la de cargar contra el árbitro. Un penalti que no era, un fuera de juego no señalado o una expulsión injusta pueden acaparar toda una rueda de prensa. Y no solo eso, sino que se apoderan de la conversación en la calle.

fuera-de-juego

La prensa se nutre de la ira contra los árbitros

A los medios de comunicación les encanta la polémica. Viven de la publicidad, de los clics que hagas en sus páginas para que aparezcan esos banners que dan de comer a periodistas cada vez más quemados y con menos libertad para hablar de fútbol. Decir que el Barça o el Madrid perdió porque los jugadores no estuvieron a la altura no tiene gracia. Es mejor señalar al árbitro y esperar a que los usuarios agarren el teclado con rabia para soltar cualquier burrada que se retroalimenta con otras burradas todavía más grandes.

¿Seguro que siempre perjudican a los mismos?

He jugado al fútbol durante muchos años y también he protestado por decisiones arbitrales que me han parecido injustas. He llegado a decir eso de “hemos perdido por culpa del árbitro”. Sin embargo, con el paso del tiempo he llegado a una conclusión que es totalmente demostrable: un día se equivocan y te benefician, y al día siguiente se equivocan y te perjudican. Que el balance sea más negativo que positivo es cuestión de azar.

arbitros
Me gustaría ver a esos que tanto se quejan de los árbitros cuando ocurre todo lo contrario a lo que piensan que va a suceder. ¿Dónde se meten cuando su equipo gana gracias a una mala decisión del colegiado? ¿Por qué no entran en razón y llegan a la misma conclusión que yo? Me pasó un día en Mestalla, viendo un Valencia – Real Madrid. Un aficionado que tenía justo encima no paraba de decir que al Valencia siempre le perjudicaban y el Madrid tenía a los árbitros a su favor. ¿Qué pasó ese día? Que el árbitro pitó un penalti a favor del Valencia y expulsó a Mateo Kovacic con roja directa. Ese día me hubiera encantado hablar con él después del partido.

Igual tendrían que inventar un robot árbitro

Si el sistema está tan corrompido como algunos quieren hacernos creer, que sean los primeros en pedir que no haya árbitros en los partidos de fútbol. Que sean los primeros en pedir que todas las jugadas se arbitren a través de un ordenador. Quizá ese día se perderá parte de la gracia de este deporte, pero nadie podrá marcarse un Mourinho hablando de los árbitros. Se perderá y punto, como pasa por ejemplo en el tenis. O quién sabe, igual nos cuentan que el software está trucado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *