Scolari y Fred dejan la selección brasileña

Scolari lamentandose
La selección brasileña es sinónimo de samba, no de músculo. Es sinónimo de libertad en el campo, no de instrucciones que hay que cumplir a rajatabla. Jugando con soltura han ganado cinco Mundiales a lo largo de su historia y si quieren engordar esa cifra tendrán que ser fieles a su estilo original. Dicho estilo es incompatible con la apuesta futbolística de un Luiz Felipe Scolari que ha salido muy escaldado del Mundial de Brasil.

Las duras derrotas ante Alemania y Holanda le han echado del puesto de seleccionador. Ha dimitido porque la gente no le quería y porque le iban a despedir dentro de muy poquito si no se iba él. Habrá pensado eso de que es mejor dejar a tu novia antes de que sea ella la que te deje a ti.

Espantada previsible

Fred en un entrenamiento
Felipao no se va solo. Se va junto a su ayudante Flavio Mortusa, el preparador físico Anselmo Sbragia y el coordinador técnico Carlos Alberto Parreira. Además, también hay un jugador que ha dicho que no volverá a vestir la camiseta de la canarinha. Me refiero a Fred, un cabeza de turco perfecto a la hora de señalar a alguien que no ha dado la talla en el campo. El delantero del Fluminense, que ahora mismo tiene 30 años, no volverá a marcar goles para Brasil, aunque a decir verdad no se le echará mucho de menos porque solo logró uno en los seis partidos que disputó (en la goleada a Camerún).

Fred abandona la selección brasileña tras 38 partidos en los que ha logrado marcar 17 goles, pocos tratándose del ‘9’ de la verdeamarelha. Romario, Ronaldo y compañía sí que eran delanteros de fantasía, no simples rematadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.