Sevilla y Valencia se meten en un lío continental


Tenemos muchas ganas de ver al Sevilla y al Valencia en las semifinales de la Europa League. Sin embargo, con los resultados que cosecharon anoche me temo que será muy complicado que se clasifiquen para disputar la siguiente eliminatoria.

Los andaluces perdieron por la mínima en un campo tan complicado como el del Oporto, mientras que el Valencia salió goleada del estadio del Basilea.

Oporto 1-0 Sevilla

El Oporto le perdonó la vida al equipo de Unai Emery, que no fue capaz de desplegar su mejor fútbol y que apenas tuvo una ocasión clara en todo el partido. Fue una de Kevin Gameiro, que a falta de un cuarto de hora para el final tuvo el 1-1 en sus botas.

El único gol del partido lo anotó Mangala a la media hora de juego. El Oporto sacó una falta rápido aprovechando la pasividad de los jugadores hispalenses. El balón se fue a la banda y desde allí salió un centro perfecto al corazón del área que no desaprovechó el central francés que está en la agenda de varios grandes de Europa.

Los minutos iban pasando y no había reacción visitante. Todo lo contrario. El Oporto estrelló dos balones contra el poste y mereció un resultado más abultado. Así la cosas, podemos decir que el Sevilla ha salido vivo de Portugal, pero tendrá que hacer mucho más si quiere darle la vuelta a la eliminatoria.

Basilea 3-0 Valencia


El Valencia decepcionó a propios y a extraños. Mostró su peor versión, como la del pasado fin de semana ante el Getafe. Fue un equipo sin alma y sin recursos en manos de un Basilea que muchos creían que era la perita en dulce del sorteo.

Pero no. Los suizos se han curtido en Europa en los últimos años y son un equipo a tener muy en cuenta. Anoche lo demostraron jugando a puerta cerrada. Un doblete de Delgado en la primera parte y otro tanto de Stocker en el minuto 90 sentenciaron a los valencianistas.

Defensivamente fue un partido para olvidar, pero a nivel ofensivo no estuvieron tan mal. Dispusieron de tres ocasiones de gol claras, pero Alcácer, Vargas y Keita no estuvieron finos de cara a puerta. Ahora necesitan que se produzca una de esas noches mágicas europeas que algún día se vivieron en Mestalla. Qué tiempos aquellos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.