Valioso empate del Madrid en Turín


El Real Madrid ya puede pensar en la Liga. Puede olvidarse de la Champions League hasta que se disputen los octavos de final. Todavía no se ha clasificado de forma matemática, pero solo necesita un punto y no le costará mucho lograrlo teniendo en cuenta que todavía tiene que recibir al Galatasaray y viajar a Copenhague.

Ayer logró un importante empate ante la Juventus en un partido que tuvo dos partes distintas. La primera fue aburrida, con un Madrid que no era capaz de trenzar una jugada de peligro. La segunda fue todo lo contrario, ya que los dos equipos se fueron al ataque con más alegría, lo que propició que se marcaran tres de los cuatro goles que se pudieron ver. ¿El resultado final? 2-2.

Noticia: dos errores de Varane

Abrió la lata Arturo Vidal desde el punto de penalti. Raphael Varane arriesgó demasiado en una entrada a Paul Pogba y Howard Webb no se lo pensó dos veces. Señaló los once metros y el chileno no falló. Era el minuto 42 y con el 1-0 se llegó al descanso.

Tras la reanudación vimos a otro Madrid, aunque los primeros minutos no fueron del todo brillantes. Tuvo que ser un error de Martín Cáceres el que desató la caja de los truenos. Karim Benzema robó el balón y asistió a Cristiano Ronaldo con mucha maestría. El portugués se quedó solo ante Gianluigi Buffon y no perdonó. Le superó con un disparo centrado para sumar su octavo con el Champions.

Bale vuelve a mojar

Eso sucedió en el minuto 52, pero ocho minutos más tarde llegó la hora de Gareth Bale. Cristiano abrió el balón a banda y el galés se inventó una jugada de crack. Controló a las mil maravillas, quebró a su par orientando el balón hacia dentro y soltó un latigazo al primer palo ante el que poco pudo hacer el veterano meta transalpino.

Carlo Ancelotti lo celebraba desde la grada, pero el partido no estaba ni mucho menos terminado. Fernando Llorente apareció cuando su equipo más le necesitaba para cabecear el 2-2 definitivo. El ex del Athletic de Bilbao le ganó la espalda a Varane y remató a placer para superar a un Iker Casillas que realizó varias paradas de mérito para reivindicarse.

El Galatasaray desaprovecha su oportunidad

En el otro partido del grupo B hubo sorpresa. El Galatasaray no fue capaz de ganar al Copenhague a domicilio. Los daneses se impusieron por 1-0 gracias a un gol de Braaten en el minuto 6. Eso significa que el grupo está al rojo vivo a falta de dos jornadas, aunque la Juve sigue siendo favorita por plantilla y por historia.

Clasificación del grupo B

1- Real Madrid: 10 puntos
2- Galatasaray: 4 puntos
3- Copenhague: 4 puntos
4- Juventus: 3 puntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *