Keylor, ¡qué pasa amigo!

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Keylor Navas
La situación que ha vivido David de Gea no es agradable, pero la que le ha tocado pasar a Keylor Navas no es menos frustrante. El costarricense empezó la temporada como titular, “feliz” por la marcha de Iker Casillas al Oporto. Sin embargo, tenía la mosca detrás de la oreja cuando ficharon a Kiko Casilla, porque conocía el interés de los blancos por fichar al portero del Manchester United, lo cual le enviaba de patitas a la calle.

Giro de 180 grados

El pasado fin de semana se salió ante el Betis y el público del Bernabéu le arropó, pero el mercado de fichajes estaba llegando a su fin y su etapa en el Madrid se esfumaba. Todo hasta que pasó lo que ya sabemos, algo inesperado que le descolocó por completo. Había aceptado jugar en el United a regañadientes satisfaciendo los deseos de Florentino Pérez. Sin embargo, ahora sigue defendiendo los colores de un club que aprobó su traspaso.

Keylor Navas penalti

Disculpas necesarias

Es surrealista, y hasta el propio Florentino ha querido disculparse en persona acompañado de José Ángel Sánchez. Estaba pasando el reconocimiento médico en Valdebebas con Rafa Benítez al lado dándole ánimos. Le deseó lo mejor en su nueva etapa, pero ninguno de los dos sabía que se iban a seguir viendo las caras como mínimo hasta enero de 2016.

Benítez siempre le ha dado confianza

Menos mal que Benítez y Keylor se llevan muy bien, porque de lo contrario el cabreo del costarricense sería monumental. Sabe que está en un club que prefiere a otro, pero también es verdad que tiene ante sí una oportunidad de oro. Puede demostrar que es un portero válido para el Madrid y cerrarle las puertas a De Gea de forma definitiva. Es una ocasión que le llega sin esperarlo y no se va a poner nervioso. Las porterías del Santiago Bernabéu son muy grandes, pero el ex del Levante también lo es. Ha llegado su hora. La hora de demostrarle a Florentino que lo de la documentación no fue un error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *