Derrota del Barça en Glasgow


En Glasgow todavía no se lo creen. El Celtic derrotó al Barça por 2-1 en el mítico Celtic Park, que como no podía ser de otra forma estaba abarrotado. Los escoceses dieron un paso de gigante de cara a su clasificación para la siguiente ronda de la Champions, sobre todo porque el Spartak de Moscú perdió 2-0 ante el Benfica.

No jugó un mal partido el Barça, pero se topó una y otra vez contra la muralla defensiva propuesta por Neil Lennon. El técnico irlandés estudió a la perfección los partidos del Chelsea ante el Barça de la temporada pasada, y trató de trazar un plan similar que no pudo tener mejor resultado.

La diferencia de altura, un problema más que previsible

Los de Tito Vilanova no solo se toparon contra una muralla de jugadores. También los palos estuvieron caprichosos e impidieron dos goles en la primera parte, uno de Leo Messi y otro de Alexis Sánchez. Por contra, el Celtic vio la luz en el minuto 21 a la salida de un córner. El joven Victor Wanyama hizo valer su envergadura para ganarle la posición a Jordi Alba y batir a Víctor Valdés con un impecable remate de cabeza.

Tras la reanudación poco cambiaron las cosas. El Barça tocó con paciencia, pero esa misma paciencia es la que tuvo el Celtic para defenderse. Y no solo eso, sino que los jugadores escoceses demostraron un espíritu de sacrificio que muy pocas veces se ve en un campo de fútbol.

Watt puso el estadio patas arriba

La locura llegó cuando Tony Watt se plantó frente a Valdés. No le temblaron las piernas, ni siquiera teniendo 18 años, y le superó con un disparo cruzado que puso en evidencia a toda la defensa azulgrana. Ni siquiera la vuelta de Gerard Piqué, que jugó los últimos 20 minutos, sirvió para tapar agujeros.

Messi recortó diferencias en el último minuto aprovechando un rechace que quedó muerto en el área pequeña. Pese a ello, ya no había tiempo para más y Rod Stewart, uno de los aficionados del Celtic más famosos, rompió a llorar de alegría.

El Barça sigue líder con 9 puntos, pero ahora el Celtic está a solo 2. El Benfica es tercero con 4 y el Spartak de Moscú tiene que conformarse con 3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *