El Madrid empieza la Champions goleando al Celtic

Celtic-Real-Madrid
Tal y como era de esperar, el Real Madrid arrancó esta nueva edición de la Champions League a lo grande, goleando a domicilio a un Celtic de Glasgow que fue superior en la primera parte, pero que no fue capaz de batir a un Thibaut Courtois que tuvo más fortuna de lo normal.

El resultado fue de 0-3 y los tres goles llegaron en la segunda parte. ¿La maña noticia? Que Karim Benzema se lesionó en la primera mitad y en estos momentos se desconoce la gravedad de su lesión.

Presión alta y mucha fe

El Celtic no escatimó esfuerzos a la hora de presionar. Realizó una presión alta con la que consiguió ahogar a un Madrid que tuvo muchos problemas para salir con el balón jugado y que apenas inquietó al meta local en el primer tiempo. Además, tuvieron alguna que otra opción clara, como por ejemplo un disparo al poste que pudo significa el primer tanto de la noche generando unas dudas que finalmente no afloraron.

Como era de esperar, los escoceses no pudieron aguantar semejante ritmo en la segunda parte y se vinieron abajo, sobre todo cuando llegaron los dos primeros goles que finiquitaron la contienda.

Hazard-feliz

¿Hazard ha vuelto?

La lesión de Benzema fue toda una oportunidad para Eden Hazard, que tuvo unos minutos que aprovechó a la perfección. El belga participó en el primer gol, en el minuto 56, en una jugada en la que Fede Valverde cabalgó de forma increíble por la banda derecha para poner un centro medido a la carrera de Vinícius, que definió a las mil maravillas con un disparo potente y raso.

El segundo llegó solo 4 minutos después. Fue en un contraataque comandado por Hazard, que se fue de un defensor del Celtic con mucha calidad y cedió el balón a Luka Modric para que hiciera el resto. El croata, con algo de fortuna, acabó con una posición de tiro que cualquier habría confiado a su pierna izquierda, pero teniendo el exterior que tiene no dudó en disparar con esa parte del pie para superar a Joe Hart, que llegó a tocar el balón sin desviarlo lo suficiente.

La sentencia fue cosa del propio Hazard, que no desperdició un pase de la muerte de Dani Carvajal para rematar a placer. La jugada, por cierto, se inició con un balón al espacio increíble de Toni Kroos, quien por mucho que pasen los años sigue dando recitales con su calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.