El Athletic se aleja de los octavos de final de la Champions

Oporto Athletic
Todavía no se puede decir que el Athletic de Bilbao está eliminado de la Champions League. Pero está claro que ahora mismo lo tienen más que difícil para meterse en los octavos de final. El Oporto les venció anoche en un partido clave, y la goleada del Shakhtar Donetsk en Bielorrusia tampoco les ayuda.

La crisis que atraviesan en la Liga se agudiza en Europa. Ernesto Valverde debe pensar que no son los mismos jugadores que entrenó la temporada pasada. No está Ander Herrera, es verdad, pero el resto de la plantilla no ha cambiado.

Dieron la cara

A favor de los vascos hay que decir que no dieron una mala imagen. Merecieron un empate, pero acabaron perdiendo por un error que no suele cometer un portero de la talla de Gorka Iraizoz. Y claro, en la Champions cualquier error se paga caro.

Se adelantaron los portugueses con un gol de Héctor Herrera al filo del descanso. La jugada llegó después de que San José se topara con el poste pocos segundos antes, y como suele suceder cuando el gol llega antes de irse a los vestuarios, fue un mazazo tremendo.

Reacción incompleta

A pesar de los pesares, los cambios que introdujo Valverde revitalizaron al equipo. Beñat, Muniain y Guillermo se pusieron las pilas y el empate llegó en el minuto 58. Su auto fue el propio Guillermo, que en una gran maniobra dentro del área se plantó ante Fabiano y le batió con un disparo raso y cruzado.

El partido estaba muy abierto y cualquiera de los dos equipos podía ganar, pero apareció Ricardo Quaresma para desatar la euforia en Do Dragao. De Marcos le regaló el balón y éste terminó alojado al fondo de las mallas después de que Iraizoz no acertara a blocar un disparo que no parecía tan peligroso. Fue un castigo injusto para un Athletic que necesita una inyección de moral para no hundirse todavía más.

Ricardo Quaresma

Los cinco goles de Luiz Adriano para el Shakhtar

En el otro partido del Grupo H se vivió una de las mayores goleadas de la historia de la competición. El Shakhtar Donetsk y sus brasileños golearon el BATE Borisov a domicilio por 0-7. La gran estrella fue sin duda alguna Luiz Adriano, que igualó el récord que estableció Leo Messi ante el Bayer Leverkusen marcando cinco goles.

Fue un chorreo espectacular que evidenció las carencias de los locales, que por increíble que parezca todavía conservan bastantes opciones de clasificarse para los octavos de final de la Champions.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *