El Shanghái SIPG ficha a un gato viejo llamado Ricardo Carvalho

Ricardo-Carvalho
A este paso no habrá jugadores chinos en la liga china. Ricardo Carvalho, un veterano de guerra que se encontraba sin equipo desde que el Mónaco le dio la carta de libertad en agosto de 2016, ha fichado por el Shanghái SIPG, donde ocupará una de las plazas de extranjero permitidas junto a los brasileños Hulk, Oscar, Elkeson y el uzbeco Akhmedov.

Petición de Villas-Boas

Tiene 38 años y no llega en su mejor momento de forma, desde luego. Como mucho podrá aportar orden y experiencia a la defensa del equipo entrenado por André Villas-Boas, que se está rodeando de viejos conocidos para crear una plantilla lo suficientemente sólida como para ir a por el campeonato.

Un trotamundos

Carvalho, que llegó a disputar algunos minutos en la pasada Eurocopa de Francia, es un hombre que llegó a ser considerado como uno de los mejores defensas del mundo cuando cambió el Oporto por el Chelsea para seguir a las órdenes de José Mourinho, quien más tarde le volvió a llamar cuando fichó por el Real Madrid, donde fue titular indiscutible durante la primera temporada.

Carvalho-Chelsea
La camiseta del Mónaco la defendió durante tres años siendo muy protagonista, ya que fue titular en casi todos los partidos de la Ligue 1 que disputó durante sus tres temporadas en el Principado. Por eso a más de uno le extrañó que no continuara un año más.

Coste 0

Esta vez no hablamos ni de fichaje galáctico ni de ficha astronómica, aunque seguro que Carvalho cobrará mucho más de lo que le iban a pagar en Europa, donde no lo estaba teniendo nada fácil para encontrar equipo. Llega con la carta de libertad a un club que se gastó 55 millones de euros en Hulk y 61 en Oscar, quien a día de hoy es uno de los tres futbolistas mejor pagados del mundo por increíble que parezca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.