Liverpool y Newcastle se interesan por Casillas

Iker-Casillas-entrenamiento
¿Te acuerdas de cuando se dijo que Iker Casillas dejaría el Real Madrid para jugar en la Premier League? En aquel entonces se habló mucho del Arsenal y del Liverpool, pero al final se decantó por el Oporto.

El club portugués quiere deshacerse de él y está moviendo hilos para que se vaya en enero. De ahí que haya sido suplente en los últimos partidos oficiales.

Dos oportunidades de oro

Aunque ya tiene 36 años, en la Premier consideran que todavía puede ofrecer un par de temporadas buenas. Por eso el Liverpool volverá a insistir, y por eso el Newcastle también quiere negociar su llegada.

Jürgen Klopp no está nada satisfecho ni con Loris Karius ni con Simon Mignolet, así que la llegada de Casillas solucionaría un problema que persigue a la portería del Liverpool desde que Pepe Reina se fue.

Lo mismo podemos decir de Rafa Benítez, que no está contento con las actuaciones de Rob Elliot y sueña con tener al mostoleño bajo palos. Lo malo es que el Oporto puede pedir dinero por el traspaso, aunque siendo realistas la cantidad será muy pequeña. Lo será por la edad que tiene y porque su contrato expira el 30 de junio de 2018. Además, si quieren deshacerse de su elevada ficha lo mejor que pueden hacer es facilitar su salida del club.

Iker-Casillas

¿Seguro que es por decisión técnica?

El Oporto y el representante de Casillas han negado que su suplencia tenga que ver una hipotética venta, pero es evidente que si ha dejado de entrar en los planes de Sergio Conceiçao es por razones que traspasan lo meramente deportivo. De hecho, solo hay que ver el primer gol que encajó en Leipzig José Sá, su sustituto, para darse cuenta de que no tiene rival en la portería del Oporto.

Artículo relacionado: Peligra la titularidad de Casillas en el Oporto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *