Osasuna y Valladolid descienden a Segunda División

Osasuna despedida Patxi
Tarde amarga para dos equipos que luchaban por mantenerse en Primera División. Osasuna y Valladolid se la jugaban en el último partido de Liga, como también se la jugaban el Almería, el Granada y el Getafe.

Ambos tenían opciones para salvarse, aunque no dependían de sí mismos. Ese privilegio era para los otros tres equipos que he mencionado anteriormente. Y claro, el Almería empató ante el Athletic de Bilbao, el Granada le ganó al Valladolid a domicilio y el Getafe ganó en Vallecas con un gol de penalti en el tiempo de descuento.

Osasuna 2-1 Betis

De nada le sirvió a Osasuna ganar en el Reyno de Navarra al colista, el Betis. Ambos equipos se volverán a ver las caras la temporada que viene, pero lo harán en la categoría de plata. Oriol Riera y Acuña adelantaron a los pamplonicas y se produjo un accidente en una de las vallas, que no soportó el peso de tanta gente y se vino abajo.

La afición y los jugadores estaban más pendientes de lo que sucedía en Vallecas, donde Trashorras marcaba el gol de empate para dar esperanzas. Sin embargo, el tanto de la victoria no llegó y fue el Getafe el que anotó el 1-2 definitivo. En el Reyno de Navarra chica marcó el último gol del partido en el minuto 70.

Lo peor de todo es que ocurrió en el día de la despedida de un grande. Patxi Puñal se despidió del fútbol profesional y de una afición que le ha adorado. Los que todavía aguantaban en las gradas le ovacionaron entendiendo que un día tan triste no debía empañar un merecidísimo aplauso hacia el capitán.

Valladolid 0-1 Granada

JIM consolando a Oscar
Peor le fue al Valladolid, que empezaba la jornada en una posición muy complicada y acabó igual o peor. Tenía un partido a cara de perro ante el Granada y no fue capaz de ganar. Los andaluces fueron mejores y evitaron el descenso por los pelos gracias a un gol de Mitrovic en propia puerta.

El Valladolid de JIM fue incapaz de darle la vuelta a la tortilla y los aficionados se llevaron un buen disgusto. El ex entrenador del Levante comentó que era el máximo responsable del descenso y su continuidad es una utopía. El que tampoco seguirá, y esto sí que es seguro, es Lucas Alcaraz. El entrenador del Granada ha dicho que no quiere “aprovechar un momento de éxito para continuar en el club”. Y eso le honra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.