Osasuna ya es equipo de Segunda División

Osasuna
Osasuna no ha podido evitar el descenso a la categoría de plata. Anoche, tras la goleada encajada en el Camp Nou, todavía era equipo de Primera División. Sin embargo, la victoria del Leganés ante Las Palmas por 3-0 les envió al infierno un año después de lograr el ansiado ascenso.

Números para olvidar

Los números de los pamplonicas son horribles. En 34 jornadas solo han sido capaces de ganar 3 partidos y han firmado 9 empates. Con 18 puntos es normal estar descendido a falta de 4 jornadas para la conclusión del campeonato.

Otro dato muy negativo es el de los goles que ha recibido. Ya van 82, lo que significa que ha igualado al Salamanca de la temporada 1995-1996. El problema no ha sido tanto el de ver puerta, ya que son 35 goles en su haber, 8 más que el Granada, 5 más que el Leganés y 3 más que el Alavés, que es un equipo que vive relajado en la undécima posición.

La culpa no ha sido del entrenador

Hasta tres entrenadores se han sentado en su inestable banquillo. Empezaron con Enrique Martín, el héroe del ascenso y todo un ídolo en Pamplona. No tuvieron demasiada paciencia y lo echaron el 7 de noviembre, cuando el equipo solo había logrado 7 puntos en 11 jornadas. Su puesto lo ocupó Joaquín Caparrós, que fue cesado un día antes de Reyes por los nefastos resultados obtenidos: 7 derrotas en 8 partidos le condenaron.

Messi-Osasuna
Petar Vasiljević se hizo con las riendas del equipo con la esperanza de dar un giro a la situación, pero con él tampoco han sido capaces de sumar los puntos necesarios para lograr la salvación.

Es una pena, pero Osasuna tendrá que regresar a Segunda División, una categoría complicada de la que cuesta salir, a pesar de que su último ascenso lo lograron en su segundo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.