Un árbitro para un partido porque le estaban robando el coche

Sorprendente lo que sucedió el fin de semana pasado en un partido de la Tercera División. El árbitro Madrigal Soria no dudó en suspender el partido entre el Jumilla y el Puente Tocinos porque le estaban robando el coche. Se informó por megafonía de la matrícula y este se fue disparado al túnel de vestuarios al darse cuenta de que era la suya.

A su vehículo le rompieron una de las lunas. Madrigal Soria entregó las llaves a un directivo del Jumilla para que este moviera el coche hacia un lugar más seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *