Un presidente pide a sus jugadores que se marquen un gol en propia puerta


Nuevo escándalo relacionado con las apuestas deportivas. El presidente de un club de la segunda división china, el Qingdao Hailifeng, ordenó a sus jugadores que se marcaran un gol en propia puerta para ganar una apuesta. Su equipo ganaba por 3-0 pero le interesaba más un 3-1 para lograr unos suculentos beneficios. Sus jugadores le hicieron caso y dispararon hasta 3 veces en su propia portería. Desgraciadamente para sus intereses, dos fueron parados por el portero y uno se fue fuera. El lamentable suceso fue tan sonrojante que unos aficionados decidieron colgar el vídeo en la red.

El Quingdao ya ha sido descalificado de una competición en la que marchaban décimos. Sin embargo, ocupaban puestos de privilegio en la clasificación antes del escándalo, pues en los últimos 7 partidos sólo han logrado un punto de 21 posibles. Por otra parte, el Guangzhou GPC y el Chengdu Blade, dos equipos de la primera división china, también han sido expulsados de la competición por amañar partidos. Lo peor de todo es que no son los únicos casos, la policía china está estudiando lo que parece ser una red de corrupción relacionada con las apuestas deportivas tanto en China como en Singapur. Seguiremos informando…

Ex futbolistas a la cárcel por amañar partidos


Cuatro ex futbolistas polacos acaban de ser condenados por el tribunal de Wroclaw a penas de entre 12 y 20 meses de cárcel por un tema de corrupción, concretamente por soborno y amaño de partidos de la liga polaca. Tomasz R., Jacek S., Zbigniew M., y Marek R. son los condenados que trataron de lucrarse a través de las apuestas deportivas.

El juez ha conseguido demostrar que todos ellos aceptaron y ofrecieron sobornos a otros jugadores para conseguir amañar ciertos partidos. Además, más de 300 personas han sido arrestadas en Polonia por lo mismo. No se escapan directivos, árbitros o miembros de la Federación Polaca de Fútbol. Ahora la fiscalía de ese país trabaja a destajo para que el país esté libre de corrupción cuanto antes, pues hay que recordar que en 2012 se celebrará la Eurocopa en Polonia y Ucrania.

Escandaloso amaño en Brasil

Los amaños de partidos han existido y existirán siempre. Si hace pocos días os hablábamos del Las Palmas – Rayo Vallecano que presuntamente se amañó la temporada pasada, hoy tenemos que hablaros de un caso mucho más flagrante.

Jugaban el Viana y el Capadinha, equipos de la segunda división del estado de Maranhao. Los primeros necesitaban ganar por 11-0 para conseguir el ascenso de categoría. Pues bien, el partido iba 2-0 a falta de 9 minutos para el final. ¿Qué sucedió entonces? El Viana logró milagrosamente 9 goles en ese corto periodo de tiempo después de enterarse de que el Moto Club (equipo con el que iba empatado a puntos) había ganado su partido 5-1.

La verdad es que lo hicieron muy mal, pues al descanso iban 0-0 y eso alimenta todavía más las dudas. Ahora, las autoridades competentes del país ya están investigando lo sucedido. No cabe duda de que el partido fue un amaño, los jugadores del Capadinha se convirtieron en auténticos conos. Nunca había visto nada igual.

Las apuestas deportivas salpican al fútbol español


La UEFA está investigando lo sucedido durante el partido Las Palmas – Rayo Vallecano de la temporada pasada en Segunda División. Los madrileños no se jugaban nada y los locales tenían que empatar como mínimo para conseguir la salvación. ¿El resultado final? 0-0.

Hasta aquí todo parece normal, no es la primera vez que un partido de fútbol termina con ese resultado. Sin embargo, lo que ya no es tan normal es el comportamiento de los jugadores sobre el terreno de juego. Los diarios locales se atrevieron a colocar titulares como «Si no fue tongo lo pareció» al día siguiente. Además, los aficionados también se dieron cuenta de que no era un partido normal y corriente, algo que queda demostrado después de analiar las estadísticas del mismo: tan sólo dos disparos a puerta en 90 minutos.

El máximo organismo del fútbol europeo está investigando el caso a fondo. El comportamiento de las apuestas sobre ese partido fue bastante anormal.